Ahora que llega la primavera y con ella el buen tiempo, los niños vuelven a jugar en los parques, disfrutando de la calle y de otro tipo de juguetes. Ahora podemos comprar Ping Pong Pompa, un juguete ideal para disfrutar jugando en grupo con otros niños.

¿Qué es el Ping Pong Pompa?

¿Recuerdas las clásicas pompas de jabón con las que todos hemos jugado en algún momento? A los niños les encantan. La pega es que duran poco y aparte de soplar y crear pompas, poco se puede jugar con ellas. Ahora también hay pistolas de pompas de jabón. Dan algo más de diversión aunque rápidamente se quedan sin jabón. Ping Pong Pompa es parecido, pero dando una vuelta de tuerca a la típica pompa de jabón.

Ping Pong Pompa

Las pompas de este juguete son diferentes ¡no explotan! Sé que suena raro porque estamos acostumbrarlos a que en cuanto las tocamos ¡pum! desaparecen. Este juguete usa un sistema por el que las pompas, además de ser mucho más grandes no se rompen tan fácilmente. Y trae unos guantes especiales para que los niños jueguen con las pompas de jabón.

Pueden jugar a hacerlas saltar, a pasárselas entre ellos, a quitárselas… todo un nuevo mundo de diversión con Ping Pong Pompa. Es un juguete sencillo y muy barato. Por menos de 20 euros los niños se lo pasarán pipa.

Normalmente somos los propios padres quienes buscamos juguetes más elaborados y más caros… y al final los niños prefieren entretenerse y jugar con cosas más sencillas. Este es un regalo ideal para los niños. Se puede jugar también dentro de casa, aunque lo disfrutarán más jugando en la calle con otros niños, viendo los reflejos de la luz en la pompa y corriendo por la calle o el parque.

Os dejo en vídeo el anuncio de televisión. Tiene una canción muy pegadiza. ¡Mi hijo lleva días cantándola por toda la casa! Le encanta su nuevo juguete.

Es muy importante leer bien las instrucciones.

En internet encontrarás bastantes comentarios negativos sobre las pompas, diciendo que no funcionan y que explotan igual que lo haría cualquier otra pompa. Y ese es el problema de usar el juguete sin leer las instrucciones.

Hay que hacerlo tal y como explica el manual de instrucciones. Os dejo el comentario que nos ha enviado David:

Hice la compra online del Ping Pong Pompa para el cumpleaños de mi hijo (cumple 7 años). Mi hijo había visto los anuncios en televisión y no hacía más que pedirme el juguete del anuncio de la tv.

Así que hice el pedido rápidamente y me sentí contento pensando que a mi hijo le encantaría recibir su regalo. Justo después leí todos los comentarios y opiniones negativos sobre el Ping Pong Pompa. Oh oh. Mi corazón dio un salto. Me sentí mal, creyendo que había comprado algo que iba a decepcionar a mi pequeño justo en el día de su cumpleaños. Vaya fallo.

Pero el pedido ya estaba hecho, así que tocaba apechugar. Llega el día del cumpleaños y mi hijo abre el regalo. Da un grito de alegría y me abraza diciendo “me has comprado el Ping Pong Pompa… ¡justo lo que quería!”. Y como es lógico, quiso ponerse a jugar cuanto antes con su nuevo regalo.

“Ups, allá vamos” pensé. Espero que no se lleve una decepción. Recordando todos los comentarios negativos, me puse nervioso y leí bien y varias veces las instrucciones. Me dije a mi mismo que tal vez, y si teníamos suerte, leyendo las instrucciones conseguiría que funcionasen, aunque sólo fuera un ratito.

Lo ponemos en marcha, y le paso la pompa a mi hijo. El niño recoge la pompa con su guante y yo pienso “ya está, ahora seguro que explota…”. Empiezo a contar los segundos, viendo la sonrisa de mi hijo y temiéndome que el juguete falle y se ponga a llorar… Y la pompa funciona. No ocurre nada malo, es exactamente como se ve en el anuncio de la tele.

Poco a poco me voy tranquilizando y me doy cuenta de que el juguete funciona perfectamente. Al recordar todos los comentarios negativos no puedo dejar de preguntarme “¿será que la gente no se ha parado a leer las instrucciones antes de jugar?”. Cada vez estoy más convencido de que ese ha sido su fallo. Lo siento por ellos, ya que sus hijos se llevarían un chasco. Pero el juguete funciona bien SI LEES LAS INSTRUCCIONES. Estamos acostumbrados a las pompas de toda la vida y los padres se habrán lanzado a usar el juguete sin mirarse el manual. Error. Dedica dos minutos a leer cómo se usa, y así podrás ponerlo en marcha de la forma correcta. ¡Tu hijo se lo pasará genial! Funcionan bien, simplemente asegúrate de ponerlo en marcha tal y como lo explican. No es complicado, es cuestión de pararse a leer. Es un gran regalo y al final todo salió genial.